Blogia
FUTBLOGIA

Historia

ANDRÉS INIESTA

Andrés Iniesta

"Papá vámonos a Barcelona". El gaucho de 11 años, orgulloso, sentado en el asiento del copiloto realizaba el enésimo trayecto que separaban los 43 kilómetros entre Fuentealbilla y Albacete. El perrigoncillo, como le llamaban en casa, perseguía ciegamente un sueño. "No había otra salida, yo quería ser futbolista y el Barcelona me dio la oportunidad de serlo". Para su padre la proposición era un salto al vacío. Para Andresito era todo o nada.

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre sí quiero acordarme. Sería una bonita manera de empezar un libro de este personaje. La famosa indeterminación de Cervantes quedaría resuelta al saber que, el noble caballero manchego, es Andrés Iniesta Luján. Futbolista. Nació en Fuentealbilla (Albacete) el 11 de mayo de 1984. Nuestro hidalgo contemporáneo recibe halagos ahí por dónde va. Este año será el primero en el que se entregue la denominación Balón de Oro FIFA. En la terna hay varios futbolistas Sneijder, Forlán, Xavi e Iniesta. A falta de tres meses para la entrega del nombrado trofeo, las quinielas han empezado a sondearse. El caballero manchego declara en una excepcional entrevista para El País, “No lo devolvería si me escogieran, se lo juro [se ríe]. Pero yo no pienso en el Balón de Oro”. En dicha entrevista desde Buenos Aires, Iniesta agradece que la gente lo valore pero no se obsesiona con el premio, dado que no depende de él.

Todo se remonta al año 1992, cuando fichó por el Albacete Balompié. Gracias a que el equipo manchego estaba en primera división, Iniesta pudo disputar el Torneo Nacional Alevín. Albert Benaiges, entrenador del Barcelona en ese torneo, convenció a la familia de Iniesta para que fueran a conocer La Masia. La posibilidad de alejar a su hijo quinientos kilómetros de casa, asustaba. "Recuerdo el viaje en coche, la parada a comer en la carretera... Éramos incapaces de comer nada.” El mozalbete, junto a su padre y su hermana, se moría de pena. Mari, la madre, apoyó a su hijo, y recuerda a un chico de la misma edad que acababa de llegar: el almanseño Jorge Troiteiro. Éste explica sus primeros pasos junto a Andrés. Llegamos juntos a La Masia cuando teníamos doce años. Yo me incorporé una semana antes y me costó adaptarme menos que a él”. Por aquel entonces ya estaban Valdés, Reina, Puyol y Arteta. El pequeño gaucho salido de un pueblo de Albacete era el más pequeño, el más tímido, quizás, el menos indicado para ser futbolista. Pero el valiente zagal, a la vez que forjaba su talento, también crecía como persona. Humilde, sencillo, trabajador, familiar y sincero."Soy lo que soy gracias a mis padres. Cuando tenía 12 años mi padre ahorró meses para comprarme unas botas. Las Predator. Cada vez que miro aquellas botas, sé de dónde vengo".

 

El heredero de Laudrup debutó con el primer equipo el 29 de octubre de 2002. A las órdenes de Van Gaal, se inició en un partido oficial de Champions League con 18 años, en Brujas (0-1). Sin embargo su verdadera felicidad se produjo el día de Reyes de 2003. Fue su estreno en el Camp Nou frente al decano del fútbol español, el Recreativo de Huelva (3-0). Con el dorsal 34, el canterano declaró "Fue un sueño hecho realidad". Desde la temporada 2004-2005, aquel mozalbete que jugaba con las botas que su padre apenas podía pagar, pasó a formar parte de la primera plantilla del F.C.Barcelona. Hasta la actualidad nuestro distinguido caballero ha logrado cuatro Ligas, cuatro Supercopas de España, dos Uefa Champions League, una Copa del Rey, una Supercopa de Europa y un campeonato mundial de clubes. Fue con la llegada de Guardiola en 2008, cuando el ingenioso jugador maravilló al mundo con sus regates y sus pases de fantasía. Lideró al F.C.Barcelona en la conquista del anhelado trébol (Liga, Copa y Champions). Anotó su gol más recordado con el club azulgrana en la vuelta de las semifinales de Champions, en Stamford Bridge, frente al Chelsea. Ahí se ganó el título periodístico de Don Andrés.

Después de la gran temporada rubricada con el Iniestazo, Andrés pasó un annus horribilis. La repentina muerte de Daniel Jarque, jugador del R.C.D. Espanyol, significó un vuelco en el corazón del futbolista. Andrés recuerda a su íntimo amigo Jarque como el líder de las categorías inferiores que cualquiera quisiera tener. Cuando volvían de las concentraciones era el propio Jarque él que lo acercaba a casa. Vecinos del Llobregat, quedaban muchas veces para tomar una Fanta. Volver a jugar contra el Espanyol no fue fue fácil. Andrés explica que el día del derby fue muy duro, y aunque se concentra mucho antes de los partidos,Aquel día lo buscaba en las filas del equipo rival, pero no estaba". Iniesta, que aparte de amistad tenía admiración por el central catalán, conserva hasta una veintena de camisetas de su colega.

De Viena a Johanesburgo y de ahí, al cielo. Uno de los mayores logros del caballero castellano, sin duda, fue el triunfo en la Eurocopa 2008 de Austria y Suiza. Con combinado nacional, el 29 de junio de 2008 en Viena, se proclamó campeón de la Eurocopa de selecciones. Jugó todos los partidos de titular.

En la Copa Mundial de Sudáfrica 2010, el refinado futbolista fue convocado nuevamente. Tras una derrota inicial y con una progresión ascendente, el combinado nacional llegó a su primera final. Cuando el partido agonizaba, con una prórroga interminable, a falta de cuatro minutos para la tanda de penaltis, el hijo predilecto de Fuentealbilla, paró el balón dentro del área. “Yo sólo pensaba en cómo iba a pegar a la pelota y dónde la quería poner. Desde que la controlo sé que es gol.” Sólo él sabe relatar aquellos segundos interminables para muchos, con la misma frialdad del momento “He de esperar a que caiga. Sabía que bajaba, que le pegaba, que era gol...” Con una risa irrefrenable, acaba la hazaña caballeresca cómo un filósofo “Esta vez la manzana fue el balón y la cabeza de Newton mi pie”. El jugador, paradigma de la humildad, es lo más alejado a una estrella del fútbol. Nadie sabe cómo en esas décimas de segundo bajó las pulsaciones y marcó el gol más importante de la historia del fútbol español. Para Iniesta su perspectiva del gol es muy diferente a la de cualquier espectador “La sensación en el campo es irrepetible. Hay un gol en esa final que es personal, muy mío... Él de la tele se parece, pero yo solo he metido una vez ese gol. Es distinto verlo que marcarlo”. Andrés dedicó el gol a su amigo desaparecido, luciendo una camiseta interior con el lema "Dani Jarque, siempre con nosotros". Aquel niño desganado, que iniciaba un viaje en coche junto a su familia, proclamó a la selección española campeona del Mundo. El buen caballero y fiel protagonista de esta historia cumplió el sueño de todo niño.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Barra brava

Barra brava

RAFA DI ZEO. Un tipo peculiar. Argentino de nacimiento. De padre italiano y madre española. Sus orígenes no importan nada para conocer a este tipo. Sólo su amor al fútbol. El señor en cuestión es el capo de la Barra Brava (los hinchas) de Boca Juniors. Sí, el número uno, el símbolo, el cacique del barrio de la Boca. Di Zeo es el jefe de Buenos Aires, dicen que a Macri, presidente de Boca, le tiemblan las piernas al oir su nombre. Sabio conocedor de todas las irregularidades, falseos de entradas, y demás ventas colindantes al estadio, este delincuente (tiene una condena recurrida a falta de sentencia definitiva) es perfecto conocedor de todo. Sabeedor y controlador de la coacción a directivos y jugadores, "El Rafa" y sus chicos cobran una generosa cantidad por anunciar pancartas en la Bombonera. La 12, tal y como se conoce a la afición de Boca Juniors, lo venera, un mito que supera las esferas sociales. La anécdota cuenta, "que cualquier peña de Boca, en el estado federal de Argentina, que desee la presencia de un jugador de Boca, deberá acudir a Di Zeo para conseguirlo. Si el jugador no acudiera... Nunca pasó". En fin. Muy en desacuerdo con cualquier tipo de organización, que pueda generar violencia, más si cabe a través del fútbol. Debo comunicar que algo me ha hecho a saber más de un tipo, que lidera quizá la hinchada más importante del mundo. La vida de Di Zeo resulta ser perfecta para un film, un líder de masas, un ser legendario,... (si quieren ahondar más en youtube, poniendo su nombre, verán imagenes)

 ¿Genio o Figura?

El 3 de marzo del 99, en la Bombonera, en un amistoso entre Boca y Chacarita, La 12 golpeó y atacó con navajas y palos a los hinchas visitantes; hubo 14 heridos. Un día más tarde, Serra, Pereyra y los hermanos Di Zeo se entregaron y quedaron detenidos por esos hechos. El 27 de abril de ese año, la Cámara del Crimen los excarceló, previo pago de 2000 pesos, pero luego volvió a quedar detenido.

Di Zeo había sido detenido en diciembre de 2003, después de permanecer 68 días prófugo, acusado de ser el supuesto cabecilla de la hinchada xeneize que se enfrentó con simpatizantes de Chacarita.
Su imagen había tomado fuerza a mediados de 1994, cuando la cúpula de la hinchada de Boca, comandada por el Abuelo José Barritta, fue encarcelada luego de los asesinatos de los hinchas de River Walter Vallejos y Angel Delgado. A partir de allí, una nueva camada le disputó el poder a Santiago El Cabezón Lancry, de la Vieja Guardia. Eran Di Zeo, su hermano Fernando (Nando), Silvio Serra -Silvio- y Armando Pereyra -El Oso-.

Di Zeo, que en 2005 había sido condenado a cuatro años y tres meses de prisión por coacción agravada por uso de armas contra hinchas de Chacarita en un amistoso jugado en marzo de 1999 en La Bombonera, pasó tres años y dos meses de prisión.

En medio del escándalo por los privilegios a detenidos en el penal de Ezeiza, en septiembre del año pasado, un juez de Ejecución revocó el beneficio que le permitía a Di Zeo salir del penal para ir a trabajar a un estudio jurídico en los tribunales porteños. A partir del martes 11 de mayo de 2010 Di Zeo vuelve a ser libre.

Gracias por todo Galeano

Gracias a este texto relatado en 1995 por el fantástico escritor Eduardo Galeano me he dado cuenta que más de diez años después todo, no han cambiado tantas cosas... para muestra un gol de Messi y este fragmento:

"El juego se ha convertido en espectáculo, con pocos protagonistas y muchos espectadores, fútbol para mirar, y el espectáculo se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos del mundo, que no se organiza para jugar sino para impedir que se juegue. La tecnocracia del deporte profesional ha ido imponiendo un fútbol de pura velocidad y mucha fuerza, que renuncia a la alegría, atrofia la fantasía y prohibe la osadía.

Por suerte todavía aparece en las canchas, aunque sea muy de vez en cuando, algún descarado carasucia que sale del libreto y comete el disparate de gambetear a todo el equipo rival, y al juez, y al público de las tribunas, por el puro goce del cuerpo que se lanza a la prohibida aventura de la libertad"

Galácticos o Utopía

Galácticos o Utopía

Hubo un sueño galáctico. Una utopía, que en su día, un iluminado, llamado Florentino Pérez, trató de conseguir. La ilusión consistía en incorporar, año tras año, al jugador más bueno del mundo. Mejor dicho, en el año anterior, al que él lo fichara. Todo empezó con el latigazo más fuerte. Tras presentarse por segunda vez a la presidencia del R.Madrid (la primera fue derrotado por Ramón Mendoza), Florentino Pérez aseguró que el jugador del Barça, Luís Figo, acabaría vistiendo de blanco si él ganaba las elecciones. El luso acababa de realizar un Europeo con Portugal excepcional. Demostrando ser el mejor jugador europeo, firmó por el equipo blanco. Fue el primero, una liga. El segundo, al año siguiente, fue Zidane.  El francés fue traspasado de la Juventus siendo el fichaje más caro de la historia. No era para menos. Zizou demostró en tres, de los cinco que estuvo en Madrid, que ha sido uno de los más grandes. Una Champions, por toda la escuadra. El tercero fue Ronaldo. Llegó tarde, con la liga empezada, a Valdano le costó hasta el último día sacárselo a Moratti. Lo consiguió. Una liga. El cuarto fue el inglés Beckham. A partir de ahí todo acabó. Y qué final!! Dicen los analistas (como por ejemplo yo), que todo acabó una noche en Montjuïc, donde frente al Zaragoza, en la final de la Copa del Rey del 2003, todo acabó. Después de eso el equipo se vino abajo. Personalmente, creo que ahí se vieron vulnerables. Después de eso todo murió.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El paso del tiempo les dejó sin memoria. Ellos también son historia

El paso del tiempo les dejó sin memoria. Ellos también son historia

De nuevo me aburre la actualidad. Que si crisis (de todos los equipos), que si Ronaldo se va al Milán, que si Ronaldinho esta fuera de forma, ... un sinfín de promesas de mes de enero, que sólo dependen, de donde esten clasificados sus equipos. Me tiene un poquito hastiado la actualidad. Por eso, quiero seguir hablando de un pasado, que si bien por pasado, fue mejor.

Y hablo del tiempo, del paso del mismo. Durante décadas de historia de la Liga de Fútbol Profesional, han existido muchos equipos. Hoy en día, equipos como, el Nàstic, el Levante, el Getafe o el Recreativo (más famoso por Decano, que por su estilo) han sobrevivido (hasta hoy) en el ostracismo, en el lado oscuro del fútbol. Ahí dónde los fichajes no se pagan con dinero, y el aliento del público es arrastrado por el viento hacia ningún lugar.  Equipos a los que hoy quiero recordar, porqué el tiempo pasa y la inteligencia de las nuevas generaciones, no llega tan siquiera, a escuchar y preguntar a nuestros mayores. La memoria es caduca y si no, haber si sois capaces de recordar estos equipos:

Extremadura, Mérida, Lleida, Numancia, Hércules, Tenerife, Logroñés, Salamanca, Compostela, el Rayo, los asturianos, Oviedo y Sporting, Sabadell, Múrcia o Albacete.  Ahí, donde los grandes también sufrieron, e incluso ahí, donde muchos cracks mundiales se consagraron (Ronaldo en San Lázaro, por ejemplo). Se me hace triste volver la vista atrás y ver que mucho de eso, ya no esta, y quizá, no estará. Sueños, como los del Super Depor, no fueron realidad, y cayeron en el olvido.

Este es nuestro olvido, pero mayores y sabios saben, que equipos como el Real Irún, el Granada, el Palamós, el Vizcaya, el Águilas, el Alcoyano o el Atlético de Tetuán, también forman parte de la historia de nuestro fútbol.  Eran otros tiempos en algunos casos, pero es perfectamente sabido, que los grandes son dos, y lo demás va y viene. 

El fútbol nos lleva y nos trae. Nos emociona y nos sumerge en una catarsis de actualidad y de predicciones, muchas futuriblemente predecibles. Por lo tanto, roguemos por los que no estan, y escuchemos, a aquellos, que han vivido algo similar a lo nuestro, eran otros tiempos. 

El fútbol Magiar

El fútbol Magiar

La idea de buen fútbol se me va ennublando a medida que veo más y más partidos de fútbol. Cada día pierdo la noción, de si, ¿¿algún día he coincidido, con la suerte de ver algún buen partido?? (que paranoya). Llevó años viendo fútbol. Necesitamos dos equipos buenos y que hayan coincidido en la historia (valientes, atacantes, ligeritos de defensas y con grandes jugadores). No recuerdo ningún partido así. No necesitamos dos equipos. Necesitamos sólo un equipo con esas características. Mmm...El F.C.Barcelona por ejemplo. Cumple todos los requisitos. Pero ustedes, ¿saben cuál fue el primer equipo en dar el revolucionario pasó del fútbol moderno?  El Barça, hoy día, practica un fútbol prodigioso, lleno de movimiento, tanto de balón, como de sus jugadores. Tratar así el balón, es algo que se ha de preciar mucho. El fútbol moderno tiene, obviamente, muchos precedentes. Casi tantos como décadas preceden al ORIGEN. Casi tantos, como televisión haya existido y tantos como la televisión nos haya dejado ver, sobretodo en color. Es decir, la selección de Brasil, la del 70’ especialmente, la de Holanda del 74’, el Milán de los 80, el Ajax de los 70 o el Real Madrid de los 50’...

La pionera, incluso a este último equipo, fue una selección...

¿Ustedes son capaces de recordar...1954?

Ahí fue, exactamente, en Suiza, país donde se disputaba la primera edición la Copa del Mundo post-guerra. Hubo un equipo, que vivió en sus propias carnes la desgracia y la ignorancia postuma. La selección de Hungría comandada por Puskas, Kocsis, Bozsik, Czibor, Sandro y Hidegkuti. Estos hombres lideraron, la primera de las modernizaciones en el fútbol. Primeramente, cambiaron la manera de alinear a los diez hombres de campo con una táctica revolucionaria: la "WM" (3-2-2-3). El delantero centro retrocedía unos metros para sacar al defensa central y ahí era cuando los interiores y extremos tenían vía libre para circular. Esa variedad de movimientos estaba, siempre, alimentada con una buena conducta con el balón, fue el orígen, ahí empezó todo.

Ahí, el fútbol empezó a aplaudir, a jalear a sus futbolistas con un regate, con un tacón, ahí nació la afición al buen fútbol, ahí se empezó a inventar fútbol. Incluso, ahí mismo empezó a nacer el abucheo y las increpaciones. Cuando un futbolista era demasiado hostil o recibía una serie de regates consecutivos era abucheado por el respetable (si era preciso incluso se marchaba, primeras expulsiones en el fútbol cuando no había tarjetas). Es por ello que hoy le dedico mi artículo a esa gente, pobre gente. Hungría nunca pudo ganar nada. Un subcampeonato del Mundo en Suiza, frente a Alemania (la primera Alemania, que hoy día conocemos como,  "Al segundo bostezo, gol de Alemania, maldita mentalidad teutona". Una Alemania resquebrajada, separada y hundida. Le daba la primera alegría a su pueblo, desde lo más profundo. Hungría perdió 3-2 una final histórica (para todos). Una final que Puskas no olvidó jamás, jamás olvidó como, en el último segundo de aquella final marcaba el 3-3 y el árbitro inglés, se lo anulaba por un fuera de juego, que Puskas siempre juró "fue totalmente legal". Es posible, que aquél trencilla inglés recordara la humillación de la primera derrota de la selección inglesa, meses antes en Wembley, 3-6. Puskas recibió el trofeo a mejor jugador del Mundial de Suiza 54’. Ese fue el único logro de la selección magiar, que enseñó al fútbol por donde tenían que ir los cambios del futuro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres